El historiador canario Miguel Ángel Cabrera Acosta, profesor titular de Historia Contemporánea de la Universidad de La Laguna, ha cuestionado lo afirmado por los autores Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa García en su libro 1936: Fraude y Violencia, editado en 2017 por Espasa y del que informó el 12 de marzo el diario El Mundo. Según dichos autores, las elecciones del 16 de febrero de 1936, que dieron el triunfo al Frente Popular, se falsearon especialmente en Santa Cruz de Tenerife y Málaga. Sin embargo, Miguel Ángel Cabrera Acosta afirma, en un artículo de David Sanz publicado en Diario de Avisos el 14 de marzo de 2017, que aunque hubo reclamaciones por fraude y aunque “pudo haber indicios de algunos casos de manipulación de las actas electorales, en lugares determinados, desde luego el fraude electoral no alcanzó el nivel suficiente como para que se pueda afirmar que influyó de manera decisiva en los resultados electorales”. Miguel Ángel Cabrera Acosta, que es autor del libro Las elecciones a Cortes durante la Segunda República en las Canarias Occidentales, editado en 2004 por Ediciones Idea, basó su investigación en la documentación de la Junta Electoral, conservada en el Archivo de la Mancomunidad, consistente en las actas electorales de todos los municipios y toda la documentación relativa a las reclamaciones.

Acerca de TiempodeHistoria

Editor: Fernando Sígler Silvera. Doctor en Historia (UNED). ISSN 1885-6691. Copyright 2017.

Comments are closed.

Ver publicaciones