ARTÍCULO DE OPINIÓN
Texto: Cristina Calandre Hoenigsfeld
27 de mayo del 2017

Pujol entrega a Fernández Díaz un premio en 1999.

Pujol entrega a Fernández Díaz un premio en 1999.

No se podía imaginar el exministro del interior del Partido Popular Jorge Fernández Díaz que dos peticiones de la Comisión que preside en el Congreso de los Diputados (1) tendrían que ver con un tema que él conoce, desde 1999. Remontándonos a ese año, el ministro de Educación y Cultura era Mariano Rajoy, actual presidente del Gobierno. Su secretario de Educación e Investigación era entonces Jorge Fernández Diaz, y por tal motivo recogió el premio «Blanquerna» (2) que dio la Generalitat de Catalunya a la Residencia de Estudiantes. Fue la entrega en el hotel Ritz de Madrid, de manos de Jordi Puyol, President de la Generalitat (ver foto).
En ese año 1999, empezó a ser presidente de honor de la Fundacion Residencia el Príncipe Felipe (4), y ya se estaba finalizando la «ejemplar rehabilitación» de los pabellones y jardines de la Residencia de Estudiantes, que habían comenzado en el año 1990; finalizaron en 2001. Se dedicó básicamente dicha rehabilitación a a destruir un búnker, vestigio arqueológico, que se hizo construir por la II República, para proteger a los milicianos infectados de malaria en el Hospital de Carabineros que dirigió mi abuelo Luis Calandre en 1937-39. Como ya está demostrado, dicha rehabilitación estuvo plagada de ilegalidades, y esto lo escribí y publique en una comunicación a un Congreso internacional organizado por el Cefid-Universitat Autonoma de Barcelona en el año 2011, con el título de “Recuperando el refugio antiaéreo de la Residencia de Estudiantes, recuperaremos a la republicana Junta Para Ampliación de Estudios (JAE)” (5).


Ahora, 18 años después, le vuelven los dos temas estrechamente relacionados entre sí a Fernández Díaz, ya que yo presenté en abril del 2017 dos peticiones a su Comisión parlamentaria:
1) Solicitando la rehabilitación del refugio antiaéreo de la Residencia de Estudiantes.
2) Solicitando la derogación del decreto ilegal franquista de 19 de mayo de 1938 que disolvía a la JAE.

El presidente de la Comisión, Jorge Fernández Diaz, me contesta por carta el 18 de mayo que la primera petición ha sido enviada a la Presidenta de la Comunidad de Madrid y que la segunda petición ha sido derivada al Ministerio de la Presidencia, a «los efectos oportunos».

Yo no veo más efectos oportunos que derogar ese decreto ilegal que va contra el honor de mi abuelo el Dr Luis Calandre Ibáñez, nombrado por el secretario de la JAE, el gran filólogo Tomás Navarro Tomás, subdelegado de la JAE, desde octubre de 1938, bajo la legalidad de la Constitución republicana de 1931, que estuvo vigente hasta el final de la guerra de España en abril de 1939, y que la propia página web del Congreso de los Diputados en su serie histórica lo reconoce.
En cuanto a la rehabilitación del búnker, no sé si es la Comunidad de Madrid u otra institución la que tiene que ocuparse de ello, ya que en su destrucción participaron todas las administraciones (Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid, CSIC, Ministerio de Cultura, Patrimonio del Estado, etc.), a pesar de que dicho lugar tenía la máxima protección, como BIC, desde 1978.
El eminente Dr Luis Calandre Ibañez, padeció tres consejos de guerra sumarísimos, cárcel, multa y depuración profesional, por haber defendido la legalidad republicana. Es nuestra obligación reconocer su heroica labor al frente del Hospital de Carabineros y de la JAE y atender a mis dos justas peticiones parlamentarias.

Respuesta de Fernández Díaz.

Respuesta de Fernández Díaz.

Otra respuesta de Fernández Díaz.

Otra respuesta de Fernández Díaz.

Acerca de TiempodeHistoria

Editor: Fernando Sígler Silvera. Doctor en Historia (UNED). ISSN 1885-6691. Copyright 2018.

Comments are closed.

Ver publicaciones