La Junta de Andalucía anunció el 21 de julio de 2017 el inicio de los trámites para la exhumación de víctimas de la represión franquista en fosas comunes en diferentes provincias de la comunidad tras la decisión acordada en la última reunión del Comité Técnico de Coordinación de Exhumaciones. Dicho comité, compuesto por miembros de la administración andaluza, colectivos memorialistas y representantes de ayuntamientos, diputaciones y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), decidió el inicio de los trámites para el desarrollo de actuaciones específicas en fosas de veinte municipios andaluces de las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén y Sevilla.

En un comunicado difundido por la Oficina del Portavoz del Gobierno de Andalucía se dice: “Las actuaciones propuestas, que próximamente se publicarán en el BOJA, contemplan desde la indagación y la investigación histórica, la localización y señalización de espacios que pudieran albergar fosas comunes, hasta la exhumación y estudio antropológico de los restos y análisis genético que pudiera posibilitar su identificación, en caso de que fueran localizadas las fosas.
Tras la próxima publicación en el BOJA de los acuerdos adoptados, se abrirá un trámite de alegaciones con el objetivo de conocer la postura de afectados en cada una de las intervenciones, así como la puesta en conocimiento del mayor número de familiares implicados.
Los municipios en los que se llevarán a cabo trabajos son Alcóntar (Almería); Benamahoma y Setenil de las Bodegas, en Cádiz; Adamuz, Córdoba capital y Pozoblanco, en Córdoba; Cúllar-Vega y Víznar, en Granada; Berrocal, Cala, Cortegana y Huelva capital, en la provincia onubense; Orcera (Jaén), y Alcalá del Río, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, El Coronil, Utrera y la fosa de Pico Reja en el cementerio de San Fernando, en la provincia de Sevilla. En todos ellos, se desarrollarían trabajos de indagación, localización, exhumación e identificación genética si procede. Asimismo, se llevarían a cabo labores de indagación, localización y delimitación en varias fosas del cementerio sevillano de San Fernando.
Los futuros trabajos serán efectuados por equipos técnicos multidisciplinares de primer nivel, con dilatada experiencia en este tipo de trabajos, tal y como indica el protocolo de exhumaciones de la Junta de Andalucía de 2009.
Las actuaciones en fosas serán financiadas por la Junta de Andalucía con la colaboración de ayuntamientos y algunas diputaciones, como es el caso de la Diputación Provincial de Cádiz y los ayuntamientos de Sevilla o Huelva. Así, en el caso de Sevilla, el Ayuntamiento de la capital, que dispone de una Oficina de Memoria Histórica, sufragaría los trabajos de localización y delimitación de las diferentes fosas del cementerio de San Fernando. La Junta, por su parte, contemplaría la exhumación de la conocida como fosa de Pico Rejas.
De la misma forma, en Huelva, el Ayuntamiento se encargará de la intervención que permitirá recuperar los restos de Pedro Masera, asesinado en 1936, y reclamado por sus familiares, previa la autorización de la Junta de Andalucía, como recoge la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.
Igualmente, es destacable la intervención en Córdoba, en la que se trabaja ya tanto en la recopilación de documentación como en la búsqueda de familiares, que permita en un futuro el inicio de intervenciones arqueológicas en los cementerios de La Salud y San Rafael”.

Acerca de TiempodeHistoria

Editor: Fernando Sígler Silvera. Doctor en Historia (UNED). ISSN 1885-6691. Copyright 2017.

Comments are closed.

Ver publicaciones