Manuel Azaña.

Manuel Azaña.

Del 18 de diciembre de 2020 al 4 de abril de 2021 está abierta en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid, la exposición titulada Azaña: intelectual y estadista. A los 80 años de su fallecimiento en el exilio, organizada por la BNE, la Secretaria de Estado de Memoria Democrática del Ministerio de la Presidencia y Acción Cultural Española. En esta muestra, cuya comisaria es Ángeles Egido León. con Jesús Cañete Ochoa como comisario adjunto, se presenta a Manuel Azaña como “una de las figuras más relevantes de la historia contemporánea de España, tan admirada como vilipendiada. Fue uno de los defensores de la causa aliada durante la Gran Guerra. Tuvo un papel destacado en el Ateneo de Madrid, del que fue secretario y presidente. Colaboró en diferentes periódicos, dirigió la revista España y fundó La Pluma. Recibió el Premio Nacional de Literatura en 1926 por un trabajo sobre Juan Valera y fue un notable traductor del inglés y del francés”. Según la BNE, “en su dimensión política, Azaña es uno de los principales promotores de la llegada de la República en abril de 1931. Los grandes debates del periodo cuentan con su destacada, y a veces controvertida, intervención: el Estatuto de Cataluña, la Reforma Agraria, la cuestión religiosa o el voto de la mujer. No en vano, se identificó a la República con Azaña y a Azaña con la República”. Según las entidades organizadoras, “la exposición pretende proporcionar una imagen completa de Manuel Azaña, en su triple dimensión: humana, intelectual y política, subrayando, además de su labor como ministro, jefe del Gobierno y presidente de la República, su condición de intelectual de prestigio, así como las duras condiciones de su exilio, que concluyó con su fallecimiento en la ciudad francesa de Montauban, donde su recuerdo sigue presente ochenta años después”. Se presenta una secuencia cronológica que permite entender su trayectoria en diferentes periodos: su infancia y juventud en Alcalá de Henares, su posterior desarrollo en Madrid, la exposición se adentra en tres etapas cruciales de la historia de España: la Segunda República, la Guerra Civil y el Exilio. En la muestra se exhiben unas doscientas obras procedentes tanto de la BNE como de otras instituciones españolas y extranjeras. Para esta conmemoración se han rescatado fotografías y vídeos, muy poco conocidos, que permiten acercarse no sólo a la figura y a la obra de Azaña, sino también a la memoria de su tiempo.

Seguir leyendo →

Juan Romero y Carmen Calvo (Pool Moncloa - Fernando Pérez de Pedro).

Juan Romero y Carmen Calvo (Pool Moncloa – Fernando Pérez de Pedro).

Durante el homenaje celebrado el 22 de agosto de 2020 en el Ayuntamiento de Aÿ-Champagne, localidad francesa donde a sus 101 años reside Juan Romero Romero, último español superviviente del campo de concentración nazi de Mauthausen, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, manifestó: “Juan, has tenido el valor de saber cual era tu lugar en el mundo; el reconocimiento del Gobierno es el de los demócratas españoles que nos sentimos honrados de que seas uno de los mejores”. Calvo ha agradecido a Juan Romero “su lucha contra el fascismo, por las libertades y en defensa de la democracia” y le ha transmitido que la democracia española siempre “estará en deuda con los hombres y mujeres que, como él, salieron de nuestro país para defender el orden constitucional”.

Seguir leyendo →

Cubierta del libro.

Cubierta del libro.

Los Gaos. El sueño republicano. Historia de una familia de la burguesía ilustrada fracturada por la guerra civil en Valencia. Este es el título del libro de Margarita Ibáñez Tarín editado en 2020 por la Universitat de València. La editorial resume así el contenido de esta monografía: “En un hotel de Vernet les Bains, en los Pirineos orientales franceses, la noche del 10 de octubre de 1939 fallece por causas poco claras José Gaos Berea, padre de los hermanos Gaos, notario y librepensador, que era, según Max Aub, «el auténtico genio de la familia». Había llegado hasta allí como refugiado político huyendo de la represión franquista. Así arranca una apasionante investigación sobre los Gaos, una familia de la burguesía ilustrada, plenamente identificada con los ideales republicanos, que padeció de forma implacable la fractura que causó la Guerra Civil en Valencia. No es corriente que en un mismo grupo familiar coincidan nueve hermanos (José, Carlos, María, Alejandro, Ángel, Ignacio, Vicente, Fernando y Lola) con tanta predisposición hacia la filosofía, la poesía, la música, el teatro, el cine y el arte, en general, y con tanto protagonismo político como tuvieron los Gaos en los años de la Segunda República y la guerra en Valencia. Con la derrota republicana, la mitad de los hermanos tuvieron que exiliarse a México. Su historia es el testimonio de una familia rota por la victoria franquista que nos obliga a reflexionar sobre los peligros de la desmemoria en el momento actual”.

La institución histórica de la monarquía española, bajo la dinastía de los Borbones, está en el punto de mira de la Justicia, por la presunta corrupción de Juan Carlos I, rey de España entre 1975 y 2014. El programa de la televisión pública del País Vasco ETB “360 Grados” emitió el 7 de junio de 2020 un reportaje titulado “El virus de la Corona”, donde se analizan los indicios de actividades presuntamente corruptas del ex jefe del Estado durante su reinado y con posterioridad a su renuncia.

Cubierta del libro.

Cubierta del libro.

Ediciones Espuela de Plata dio a la luz a comienzos de 2020 el libro Historia de Gabriel de Espinosa, pastelero de Madrigal, de autoría anónima, en edición de José López Romero. En esta obra, que hace el número 13 de la colección “Biblioteca de Historia”, se incluye la crónica del proceso al que fue sometido el personaje, “de amplia tradición manuscrita y literaria”, que editara el impresor Juan Antonio de Tarazona en Jerez de la Frontera, en 1683. Sobre el contenido de este libro, dice la editorial: “Corría el mes de septiembre de 1594 cuando en Valladolid apresan a Gabriel de Espinosa, de oficio pastelero en la villa de Madrigal. El motivo: la posesión de ciertos objetos de gran valor y de unas cartas en las que se le trata de «su Magestad». Por declaración de Espinosa, los objetos se los había dado Doña Ana de Austria, sobrina de Felipe II, y las cartas se las había remitido fray Miguel de los Santos, capellán a la sazón en el convento de Santa María la Real de Madrigal, donde Doña Ana mal se avenía con sus hábitos de monja. Los dos religiosos creían que el humilde pastelero era el redivivo rey Don Sebastián de Portugal, desaparecido en 1578 en la batalla de Alcazarquivir. A partir de aquí los acontecimientos se precipitan y asistimos al largo y duro proceso judicial que tendrá como protagonistas a estos tres personajes, sobre los que planea la sombra alargada de Felipe II, muy preocupado por la aparición de un fingido o resucitado rey Don Sebastián que pudiera perturbar la anexión del reino vecino”.