El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó el lunes 29 de abril de 2013 por la noche la Ley del Libro y la Lectura ‘Óscar Alfaro’, “para incentivar el hábito de la lectura en Bolivia, liberando de impuestos a la venta de la producción nacional y extranjera”, según informó la Agencia Boliviana de Noticias. “Ahora tenemos felizmente (una ley que fomenta la lectura) con cero de impuestos para la compra venta de libros”, destacó en un acto que se realizó en el hall del Palacio de Gobierno.

La Agencia Boliviana de Noticias añadió: “El Jefe de Estado aclaró que esa ley no sólo abarata el costo de los libros, sino que busca estimular la creatividad, imaginación e inteligencia de los niños, entre otros beneficios como la creación de bibliotecas, un fondo para la edición y publicación de textos.
Es una responsabilidad de todos ‘hacer gustar la lectura desde la niñez’ y ‘la gran responsabilidad no es solamente del Gobierno ( ) sino esto debe empezar desde la familia’, remarcó.
En ese acto, el ministro de Culturas, Pablo Groux, explicó que actualmente en los 337 municipios que tiene Bolivia apenas existen 185 bibliotecas públicas, la mitad de ese número en el departamento de La Paz.
‘Departamentos como el Beni, el segundo más grande en extensión, cuenta con 10 bibliotecas como Pando con una’, precisó.
Sin embargo, Groux expresó su confianza en que la Ley del Libro y la Lectura promoverán la ‘cultura de la lectura’ en una sociedad cuya población en su mayoría es indígena.
Dijo que ‘no sólo es el precio el que hoy se promulga a través de esta ley, sino también el hecho de que los gobiernos municipales de todo el país tengan, por lo menos, una biblioteca pública al servicio de la ciudadanía’.
‘El mérito de esta ley es integrar a todos y todas en una política de fomento a la lectura, dándoles a todos los bolivianos y bolivianas, la oportunidad de que con el libro puedan enriquecer sus conocimientos’, complementó.
Esa norma, que lleva el nombre uno de los más grandes poetas para niños de Latinoamérica, el boliviano Oscar Alfaro, también representa un ‘instrumento revolucionario’, agregó el Ministro de Culturas, al explicar que se promocionarán la escritura y lectura de libros en idiomas indígenas, como el aimara, quechua y guaraní.
‘Nuestro pueblo tiene el derecho de leer en sus idiomas y nosotros como Estado (tenemos) la obligación de defender ese derecho’, sostuvo.
A la promulgación de esa Ley fueron invitados los representantes de diversas organizaciones sociales e indígenas”.

Acerca de TiempodeHistoria

Editor: Fernando Sígler Silvera. Doctor en Historia (UNED). ISSN 1885-6691. Copyright 2018.

Deja una respuesta

Ver publicaciones