Carlos Perales y Araceli Maese.

Carlos Perales y Araceli Maese.

El PSOE de Cádiz difundió el 29 de marzo de 2016 el siguiente comunicado: “La secretaria de organización del PSOE de Cádiz y parlamentaria andaluza, Araceli Maese, ha comparecido esta mañana junto al coordinador del Grupo de Memoria Histórica del PSOE de Andalucía, Carlos Perales, para poner en valor el trabajo que “de manera callada y tímida” han venido realizando los socialistas gaditanos que han estado presentes durante los últimos años en todos los movimientos sociales de esta naturaleza que se han producido en la provincia. La fosa del Marrufo en la Sauceda, la exhumación simbólica de las rosas en el cementerio de Grazalema, la sepultura común hallada en el camposanto de Paterna, y más reciente la fosa del cementerio de San Roque en Puerto Real, que se considera que podría ser la segunda más importante de Andalucía y donde podrían hallarse restos de hasta 200 personas. Sobre esta última, Perales ha destacado el impulso por parte de la plataforma creada a tal efecto y que ha sido coordinada por el dirigente anarquista de la localidad, Paco Aragón, y ha apuntado también las esperanzas que alberga la familia del último presidente de la Diputación, Francisco Cossi, de encontrar en ella sus restos.”


El comunicado continúa: “Así, han anunciado que al amparo de la Ley de Memoria Democrática que ha superado ya el debate de totalidad en el Parlamento andaluz, surgirán multitud de iniciativas en la provincia para rescatar del olvido a las víctimas de la represión franquista, devolverles su dignidad y reparar el daño ocasionado a las familias. Tras cuatro años de inactividad, la Diputación ha restablecido el servicio de Memoria Histórica de modo que, siempre en coordinación con la Junta y los colectivos de memoria, colaborará con los ayuntamientos que necesiten ayuda para exhumar restos en fosas allí donde se solicite y podría ser el caso de Jimena, San Roque, Arcos y San Fernando, como ya ha sucedido con Cádiz y el cementerio de San José, la fosa de Puerto Real que se cree que era centro de operaciones de la Bahía en la funesta logística del Movimiento o la propia fosa de Paterna.
Del mismo modo, en virtud de la norma que será aprobada en la cámara andaluza se elaborará un catálogo en la provincia de Lugares de Memoria Democrática como podrían ser los fosos de Puerta Tierra o el castillo de San Sebastián en la capital, el cementerio de Jimena, los campos de concentración que existieron en la provincia, así como los trabajos forzados que realizaron los presos políticos y de los que dan cuentan carreteras como la que transcurre entre Alcalá y Puerto Galís, Alcalá Paterna o la red de defensa del Campo de Gibraltar, sin ir más lejos.
Hay un apartado que siempre ha suscitado cierta polémica y que la ley andaluza zanja de manera taxativa, y es en relación a la retirada de los símbolos franquistas de los edificios y calles, que en palabras de Perales, “a partir de ahora se hará sí o sí porque así lo marca la Ley” y tal y como precisa Maese, “se fija un plazo de 18 meses para la retirada de escudos, placas y otros símbolos, como el nombre de calles, plazas y avenidas que exalten el golpe de 1936 y el franquismo y, a diferencia de la Ley Estatal, no se considerarán que concurren razones artísticas para el mantenimiento de dichos elementos, o de lo contrario, la Junta podrá efectuar la retirada subsidiariamente”.
Araceli Maese, en su condición de parlamentaria andaluza, interpelará mañana a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, acerca de las expectativas que se han creado en torno al hallazgo de Puerto Real. “Es paradójico pensar cómo la diferencia ideológica está en la raíz de aquellos asesinatos, vergonzosos, ocultos, que sembraron dolor y sufrimiento durante décadas y como, hoy en día, administraciones de distintas ideologías se han puesto de acuerdo precisamente para rescatar del olvido y devolver la dignidad a esas personas inocentes, padres, madres, hermanos, hijas… que tuvieron la mala suerte de ser el chivo expiatorio del genocidio ideológico con el que la derecha franquista castigó a este país”, asegura.
A juicio de la diputada, “sería un ejemplo de humanidad y de justicia completos y de auténtica colaboración si, además de la dirección general de Memoria Democrática de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Puerto Real, la Diputación de Cádiz y el Ayuntamiento de Puerto Real, estuviera también implicado el Gobierno de España, ausente y que ha vuelto la espalda a esta vergonzosa realidad sin aportar ni un solo euro en los cuatro años de legislatura del gobierno del PP. Todos sabemos que ha dejado morir la Ley de Zapatero”.
En ese sentido, Perales lamenta “la cerrazón del PP” que, de igual modo se ha mostrado reticente en el Parlamento andaluz en el debate de totalidad de la Ley. “Sigue negando la mayor sobre una razón de estado en la que debería de existir el mayor de los consensos, pero desgraciadamente, siguen sin hacer una condena clara del franquismo”, alega.
Por eso, es tan importante para el PSOE ese soporte legal que “es una oportunidad para la elaboración de un relato común y compartido y para construir la respuesta a dar a las víctimas, de modo que viene para sumar”, expresó en su reciente visita la consejera.
La norma andaluza considera víctimas no sólo a los fusilados, guerrilleros, condenados, exiliados, familiares de desaparecidos y represaliados del régimen sino también a los niños y niñas robados o quienes sufrieron la tortura de estar en los campos de exterminio nazis. Y al señalar los espacios de la memoria, no se detendrá sólo en los inmuebles o parajes de singular relevancia vinculados con la represión y violencia por la resistencia al golpe de 1936 y la dictadura, sino que también comprenderá los inicios de la lucha por la autonomía de Andalucía. Esa es otra de las novedades de la Ley, que comprende la Segunda República, la Guerra Civil, la dictadura franquista y la transición a la democracia, extendiendo el periodo que regula hasta la entrada en vigor del Estatuto de Andalucía.
Para el coordinador del grupo de Memoria histórica, hay un elemento clave de la ley y es que no solo sigue las recomendaciones realizadas por el relator de la ONU sino que actúa sobre un campo esencial como es la educación, de manera que a partir de ahora en los diseños curriculares de los colegios e institutos se incluirá la historia de verdad, la que siempre ha permanecido oculta o tergiversada por el régimen. “La triste realidad es que estudiantes franceses pueden tener una idea más certera de lo que ocurrió en España que nuestros propios alumnos”, ha sugerido.
“Dicho sea se paso, hemos visto a Obama arrepentirse en Argentina de que EEUU no hubiese intervenido ante lo que ocurrió allí, y en otros lugares. Es increíble que en nuestro país, pese a las recomendaciones de la ONU, haya tenido que ser una jueza argentina la que investigue los crímenes del franquismo”, se ha lamentado Maese.
La parlamentaria andaluza ha recalcado que “a diferencia de otras provincias, en Cádiz no hubo guerra, pero fueron muchos los asesinatos para conseguir una limpieza ideológica que acabó con cientos de vidas”.
Por último, Perales ha recordado también que “por primera se ha creado en el seno de la estructura federal un grupo de Memoria en el que Andalucía se encuetra integrado y cuyo principal éxito ha sido que también por primera vez en las pasadas elecciones el programa electoral recogió las reividicaciones de memoria histórica en un apartado propio que compromete a la formación”. “Andalucía ha sido pionera en esta materia, la Junta lleva trabajando por la recuperación de la memoria histórica desde hace 15 años”, ha abundado, precisando que el proyecto de ley está siendo un modelo de referencia para comunidades autónomas como la valenciana o Madrid”.

Acerca de TiempodeHistoria

Editor: Fernando Sígler Silvera. Doctor en Historia (UNED). ISSN 1885-6691. Copyright 2018.

Comments are closed.

Ver publicaciones