Mseo y Aula Arqueológica Augustóbriga.

Museo y Aula Arqueológica Augustóbriga.

La Diputación de Soria ha reabierto 11 museos etnográficos y centros de interpretación de la naturaleza. Se trata de “unos espacios multidisciplinares en los que descubrir la cultura, la etnografía, la historia y la naturaleza de los lugares más desconocidos de Soria y que se suman a los dos que ya estaban en funcionamiento (el Museo del Traje de Morón de Almazán y el yacimiento romano de Magna Mater de Cuevas de Soria)”, según informó dicha institución en un comunicado difundido el 7 de octubre de 2016. En total son 13 museos rurales “distintos, diferentes y únicos”: restos arqueológicos romanos (Magna Mater y Augustóbriga); cultura antropológica, como la cerámica negra de Quintana Redonda o el mundo de los resineros que aún sigue activo en Matamala de Almazán o Quintanas de Gormaz; el mundo de la literatura, como el Centro de Interpretación de Bécquer en el Torreón de Noviercas. Los restantes son dedicados al mundo natural (Moncayo, Bosques de ribera, acebales…).

Museo y Aula Arqueológica Augustóbriga.

Museo y Aula Arqueológica Augustóbriga.

Luis Rey, presidente de la Diputación de Soria, expresó: “Queremos poner en valor los aspectos culturales de nuestros pueblos y comarcas. Así nos lo piden los turistas que se acercan a Soria que vienen en busca de nuestra cultura, de nuestra naturaleza, nuestras costumbres y por supuesto nuestra gastronomía”.

Museos Históricos y Arqueológicos
El Torreón de Noviercas y Centro de Interpretación sobre Gustavo Adolfo Bécquer. En un inmenso y solitario torreón se ha creado un museo donde poder conocer la importancia de las atalayas defensivas medievales de la meseta norte. La de Noviercas, de 20 metros de altura es una de las mejor conservadas de la provincia de Soria. Además se ha dedicado un espacio a Gustavo Adolfo Bécquer, escritor romántico unido a Soria gracias a que recuperó muchas de las grandes leyendas y cuentos de terror. De esta villa, Noviercas, fue su esposa y aquí nació uno de sus hijos. Por ello, este pequeño pueblo soriano está muy unido al gran escritor del siglo XIX. Y es que Soria fue, y sigue siendo, tierra amada por poetas y escritores.

La ciudad celtíbero-romana de Augustóbriga en Muro de Ágreda. No todo el mundo arqueológico de Soria es Numancia, Tiermes y Uxama. Hay muchas otras ciudades celtíberas y romanas que jalonan la provincia y una de las más desconocidas y mejor conservadas es Augustóbriga. Cuenta con una muralla romana perfectamente delimitada de más de 3 km. de perímetro que demuestra la importancia de esta ciudad celtíbera y después romana a la sombra de las laderas del suroeste del Moncayo.

Museos Etnográficos
Centro Temático de la Cerámica en Quintana Redonda. Soria contó con varios centros alfareros de lo que hoy sólo quedan dos en activo. Uno de ellos es el de Quintana Redonda a tan sólo 20 Km. de la capital y que tiene una particularidad que le hace singular: es una de las pocas cerámicas negras que aún se producen en España. Una tradición milenaria que podemos conocer al detalle en su museo donde poder apreciar inmensas piezas de barro negro junto con didácticas explicaciones sobre su artesanal producción. Y es que ya lo dice el dicho popular de Castilla De Quintana Redonda son los Cantareros. De tierra colorada sacan cántaros negros.

Los Museos de la Resina Matamala de Almazán y de Quintanas de Gormaz. Otro de los oficios sorianos ha sido el de resinero. Aún quedan algunos y para que no se pierda la historia y la vida de los artesanos del sangrado del pino se han creado dos museos en Soria. El de Matamala de Almazán nos descubre el bosque resinero, su hábitat y los procesos de extracción de este producto mientras que el de Quintanas de Gormaz, ubicado en las antiguas escuelas, nos enseña el proceso industrial de la resina y de cómo en las primeras décadas del siglo XX tuvo su apogeo en la comarca.

Museo Etnográfico de Alcubilla de Avellaneda. Esta población soriana ha recopilado todo los aperos de labranza y relacionados con los lagares y el mundo de la enología. Y es que Soria ha sido tierra de vinos, y así lo demuestra año a año con grandes vinos de la DO Ribera del Duero.

A estos museos o centros de interpretación hay que sumar 2 museos más que gestiona Diputación de Soria. El Museo del Traje de Morón de Almazán y el Museo Magna Mater de Cuevas de Soria. El primero recorre, a través de más de 500 piezas cedidas por los sorianos, el vestir de esta provincia desde los labradores, los burgueses o los señores de las tierras. Las prendas de labranza, los vestidos de domingo o los trajes regionales de cada una de las comarcas. Bordados, sayas, brocados, joyas, mantones, zapatos… La riqueza del vestir soriano. Mientras que el segundo de los museos, Magna Mater, es un singular yacimiento arqueológico romano donde poder ver una lujosa casa de labranza tardoromana (de los siglos III y IV) compuesta por más de 24 habitaciones todas ellas con grandes mosaicos geométricos policromados. Un lugar único para conocer la vida sencilla de los romanos que se asentaron a trabajar en Soria.

Horario de todos los museos y centros de interpretación:
Sábados y domingos, de 10h a 14h y de 16h a 19:30h.
Visitas: Se pueden concertar visitas en otros días en el teléfono de Diputación de Soria (975 22 05 11) y son de entrada gratuita a excepción del Observatorio de Borobia, el Museo del Traje y el Museo Magna Mater.
Información: www.sorianitelaimaginas.com

Acerca de TiempodeHistoria

Editor: Fernando Sígler Silvera. Doctor en Historia (UNED). ISSN 1885-6691. Copyright 2018.

Comments are closed.

Ver publicaciones