Del 11 de enero al 10 de febrero de 2013 está abierta en el Ateneo de Madrid (Sala de c/ Prado, 19) una exposición titulada Mujeres bajo sospecha. Memoria y sexualidad (1930-1980), organizada por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), con el patrocinio del Ministerio de la Presidencia y la colaboración del propio Ateneo. Esta muestra esta comisariada por Raquel Osborne y María Rosón. El horario de visitas es el siguiente: De martes a viernes, de 17 a 20:30 horas.Sábados de 11 a 15 y de 17 a 21 horas. Domingos de 11 a 15 horas.

Cartel de la exposición en el Ateneo de Madrid.

Cartel de la exposición en el Ateneo de Madrid.

Sobre el contenido de esta exposición, los organizadores expresan: “La sexualidad de las mujeres entre 1930 y 1980 es el tema que guía esta exposición. A través de los objetos y documentos que estuvieron cerca de la vida de las personas, se marca un recorrido temático y no lineal entre lo íntimo y lo público, lo popular y las élites, lo anónimo y los personajes con nombre y apellidos. Un mosaico inacabado con unas protagonistas, las mujeres puestas bajo sospecha durante la dictadura franquista, que a pesar de estar duramente reprimidas o aburridamente conformadas, en ocasiones encontraron espacios en los que expresarse con voz propia.
En la dictadura franquista se exigió a las mujeres un exceso de virtud, encarnar un modelo de decencia y castidad que “limpiara” la “degradación moral” republicana. Durante este periodo se alcanzaron aspiraciones de emancipación fundamentales: el acceso a la educación, al trabajo, al voto o al divorcio. Las mujeres empezaron a destilar modernidad.
Catalogadas como individuas de dudosa moral, su acceso a la ciudadanía fue castigado ejemplarmente durante la dictadura a través de cárcel, violencia, exilio, silencio o uniformidad. Monjas y falangistas de la Sección Femenina trataron de domesticar a las mujeres para ajustarlas al modelo de madres y esposas sacrificadas. Sus armas, el nacionalcatolicismo y la férrea disciplina impuesta en los cuerpos. La publicidad, la moda o el espectáculo se encaminaron a la construcción de mujeres decentes.
No siempre se consiguió y por los intersticios de una cultura pretendidamente monolítica surgieron ideas imprevistas y reinterpretaciones imaginativas: algunas disidentes sexuales crearon espacios de libertad. Al final de la dictadura y con la transición democrática emergieron corrientes feministas y de libertad sexual. Política y sexo en femenino se empezaban a manifestar públicamente y con voz propia”.

Organiza:
Universidad Nacional de Educación a Distancia.
Financia:
Ministerio de Presidencia.
Colabora:
Ateneo de Madrid.
Horarios:
De martes a viernes de 17.00 a 20.30 horas.
Sábados de 11.00 a 15.00 y de 17.00 a 21.00 horas.
Domingos de 11.00 a 15.00 horas.

Acerca de TiempodeHistoria

Editor: Fernando Sígler Silvera. Doctor en Historia (UNED). ISSN 1885-6691. Copyright 2018.

Deja una respuesta

Ver publicaciones